Buenos días,

 

Aqui estoy una vez más con una reflexión que últimamente esta en mi cabeza y he decidido compartir con vosotros.

¿Qué quieres conseguir en la vida?

Me considero una persona profesional y ambiciosa, si ambiciosa. No entiendo el por qué del estigma de esta palabra la cuál siempre es malo. Se puede ser ambicioso con valores y con una ética.

Siempre he tenido sueños grandes y mi visión de la vida es muy amplia. Pero en los últimos años he dejado que condicionantes externos me influenciaran en el momento de pensar que hacer en mi vida y me he dedicado a hacer cosas pequeñitas, no me he permitido pensar en “grande”.

Recientemente he leído que todos nacemos creativos y que es cuando entramos en la escuela y en el mundo real cuando nos van quitando poco a poco esa creatividad.

¿Cuántas veces habéis visto a un niño pintar un pato azul y con el pico en la cabeza, y decirle que eso no es así que los patos no son azules? Pues eso pasa en la vida de adulto, tu tienes una sueño una visión y siempre hay condicionantes externos, personas, que te dicen que no eres capaz.

Estas criticas no son más que eso, siempre y cuando no las hagamos caso y empecemos a creer lo que nos dicen.

Parece que todos nos tenemos que dedicar a lo mismo, trabajo a en los mismo horarios, salir a cenar los viernes y sábados… Todo bien ordenado y según manda el protocolo social.

Y yo me pregunto… ¿Por qué?

¿Por qué el color azul se llama azul y no con otro nombre? ¿Quién determino que era ese color?

Durante 6 años de mi vida me he decido a callar esta voz que tengo dentro de hacer cosas que me gustan y grandes porque me he limitado a acatar lo que todo el mundo da por bueno. Sara, eso es muy grande, eso es imposible, centra y haz algo más pequeño.

 

Pues sabéis una cosa? Me he cansado. Me he cansado de hacer los que los demás esperan de mi, me he cansado de hacer lo “bueno”, me he cansado de ser la buena y de la que todos se aprovechan, me he cansado de ser yo mi peor enemiga y no permitirme internado.

A partir de hoy voy a poner en marcha un proyecto ambicioso que tenia guardado de hace 6 años y ¿sabéis una cosa? me da igual si fracaso porque he aprendido una cosa: Tengo derecho a fracasara, tengo derecho a cambiar de opinión y sobretodo… tengo derecho a intentarlo y no castigarme por pensar diferente.

Ya os ire contando!

Un saludo,

 

SARA BARRIUSO

Sara Barriuso Inperfect.usSara Barriuso Inperfect.us Sara Barriuso Inperfect.us Sara Barriuso Inperfect.us

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
wpDiscuz